Los amigos imaginarios son un fenómeno mucho más frecuente de lo que popularmente se cree. Principalmente se da en niños de entre 3 y 7 años, aunque pueden perdurar en la adolescencia y edad adulta, o incluso desaparecer y reaparecer en algún momento posterior de nuestra vida. En absoluto es algo patológico pero a menudo…