Auroville ¿La ciudad del futuro?

Debería haber en alguna parte sobre la tierra un lugar que ninguna nación pudiese decir: «Es mío»; donde todo ser humano de buena voluntad que tuviera una aspiración sincera pudiera vivir libre como ciudadano del mundo y obedeciendo a una sola autoridad, la de la suprema verdad; un lugar de paz, de concordia, de armonía donde todo instinto de lucha en el hombre fuera usado exclusivamente para vencer la causa de sus sufrimientos y sus miserias, para superar sus debilidades y su ignorancia, para triunfar sobre sus limitaciones y sus incapacidades; un lugar donde las necesidades del espíritu y el interés de progreso prevalecieran sobre la satisfacción de los deseos y las pasiones, de la búsqueda de placeres y de goce material.

¿Qué es Auroville?

Auroville

Así empieza el sueño se Auroville, como se describe en su página web . Pero ¿Qué es Auroville? ¿El sueño de un millonario filántropo ruso? ¿Una utopía descrita por algún autor de principios del siglo XX?

Nada de eso. Auroville es una ciudad de pequeño tamaño situada en la India, en el estado de Tamil Nadu. Este lugar no es una más de las miles de pequeñas ciudades que pueblan el subcontinente indio. Auroville fue fundada en 1968 por Mirra Alfassa, discípula de Sri Aurobindo con la idea de ser un lugar en el que imperase un modo de vida diferente. Una sociedad en la que todos pudiesen estar unidos en la diversidad bajo las enseñanzas de Aurobindo y Alfassa.

mirra alfassa

Aurobindo, uno de los líderes espirituales de oriente que más impacto ha tenido en el mundo occidental es considerado por los residentes de Auroville como un inspirador de su ciudad, que de hecho toma su nombre en un juego de palabras en el que Auroville sería al tiempo la ciudad de Aurobindo y la ciudad de la aurora (en francés). Mirra Alfassa, conocida como «la madre» por sus seguidores, fue una francesa que se convirtió en una de las más estrechas colaboradoras del gurú. Durante años estuvo al cargo del ashram de Aurobindo que la consideraba como a una igual. Ella fue la lider de Auroville desde su fundación hasta su fallecimiento en 1973.

Auroville fue diseñado en origen con la forma de una galaxia, aunque con posterioridad se desarrolló de forma orgánica sin respetarse la idea original, a excepción del centro de la ciudad: el Matrimandir, una esfera dorada cuyo interior fue concebido como un lugar de recogimiento y conexión con la divinidad. En la actualidad ha desarrollado una fórmula administrativa particular bajo la fundación Auroville y es dirigida por varios órganos de gobierno en los que participan los residentes de la ciudad. Su población oscila en torno a los 2500 habitantes de más de 30 nacionalidades diferentes.

La ciudad se rige por la carta de Auroville (una suerte de constitución para la ciudad) creada por Alfassa, los cuatro principios de la carta son los siguientes:

Auroville no pertenece a nadie en particular, Auroville pertenece a la humanidad en su conjunto, pero para vivir en Auroville hace falta ser servidor voluntario de la consciencia divina.

Auroville será el lugar de la educación permanente, del progreso constante, y de la juventud que nunca envejece.

Auroville quiere ser el puente entre el pasado y el futuro. Aprovechando todos los descubrimientos exteriores e interiores Auroville se lanzará audazmente en el futuro.

Auroville será el lugar de una investigación material y espiritual para dar una manifestación viva a una unidad humana concreta.

¿Qué hay que hacer para vivir en Auroville?

Auroville

Si quieres convertir Auroville en tu nueva ciudad tendrás que trasladarte allí por tres meses como un voluntario. Después de estos tres meses puedes quedarte durante un año y medio como periodo de prueba. A partir de ese momento puedes ser considerado un auroviliano y se te recomienda que busques una ocupación por la que serás remunerado, además de una casa en alquiler. También puedes construir tu propia vivienda, pero eso requiere un desembolso mayor. En Auroville por el hecho de ser residente cuentas con el acceso a multitud de servicios: médico, escuela, clases de yoga, etc… Al más puro estilo socialdemócrata, vamos.

Muchos residentes van a Europa o América la mitad del año para huir del calor de la estación seca y, al mismo tiempo, poder costearse su estancia en Auroville, o tal vez para vivir en la civilización de la que huyen durante un periodo cada año. De vuelta a sus países de origen dónde encontrarán todos los horrores y comodidades de la sociedad capitalista de consumo.

Lo que si parece recomendable antes de decidir trasladarse a un lugar como Auroville, o a cualquier comunidad de tipo «espiritual» es conocer el pensamiento de su fundador, así la lectura de los textos de Sri Aurobindo y Mirra Alfassa sería fundamental para saber si este es el sitio adecuado. En cualquier caso, siempre puedes hacer una visita a esta curiosa ciudad si pasas por Tamil Nadu y visitas la cercarna y hermosa ciudad de Pondicherry.

Mientras tanto la ciudad seguirá con su experimento innovador. El ideal de Auroville busca la autosuficiencia, el autoabastecimiento, el equilibrio. Por ahora parecen metas complicadas. La producción de alimentos se encuentra todavía muy debajo de lo necesario para sustentar a toda la población, sin embargo se siguen buscando nuevas fórmulas y tal vez en este asunto la tecnología, si la aceptan, les eche una mano.

Un sueño hippy, antisistema, revolucionario, loco… Al final de todo esto uno sigue haciéndose la misma pregunta ¿Qué es Auroville? ¿Una utopía imposible que nunca será autosuficiente? ¿Un grupo de locos jugando a la aldea global? ¿O la primera ciudad de un nuevo mundo?

Más información en www.auroville.org

Neurosintaxis

El lenguaje lleva con el ser humano posiblemente 125.000 años (o eso dice Lieberman). Con él hemos enamorado, iniciado guerras, amargado la vida a más de un árbitro o compuesto La Barbacoa. Si quisiéramos cantar esta pegajosa obra de George Dan en todos los idiomas que existen en la faz de la tierra, contabilizaríamos alrededor de 6.000 versiones, 450 de las cuales se localizarían en Nigeria. Vamos que no siempre hablando se entiende la gente.

Lingüística para impacientes (en 100 palabras)


Noam Chomnski ha sido el balón de oro de la lingüística durante treinta años con su teoría “gramática universal”, donde el cerebro viene equipado con una serie de herramientas para organizar el lenguaje (un tema de genes), lo que otorgaba a los niños un “don” para formar frases gramaticalmente correctas.

Actualmente pocos resuenan con Chomnski. Los científicos ven al lenguaje como algo que se adquiere con la práctica, donde el cerebro (una navaja multiusos) va absorbiendo las reglas gramaticales del entorno, asociando ideas y generando categorías. Desde esta perspectiva, un bebé al que nadie habla no desarrollará lenguaje alguno.

¿Hacemos un experimento? La sociología de las palabras

Más que citar un artículo (el cual os tendréis que creer a pies juntillas) propongo un experimento. Programa la cuenta atrás del teléfono móvil a 10 segundos o pídele a alguien cercano que te avise transcurrido el tiempo. El objetivo es enumerar el mayor número posible de ciudades, da igual que hayas tenido tiempo de visitarlas o no, y no te olvides de contabilizarlas (puedes pulsar una tecla por cada una, pedirle a alguien que te las cuente o hacer un palito en la esquina en un papel por cada ciudad). Calcula el número total de ciudades que hayas sido capaz de recitar y guarda el resultado.

A continuación, repite el proceso con la particularidad de que ahora eres completamente libre de decir cualquier palabra que quieras siempre y cuando no sean cosas que estés viendo. Di cosas al azar que te vengan a la mente. ¿Preparados? Cuenta atrás a 10 segundos, palito va palito viene. ¡Tiempo! Haz el recuento.

Si no es mucho pedir, me encantaría que pusieras tus resultados del experimento como comentario al post. Me comprometo a recogerlos y a hacer el primer estudio científico basado en un artículo divulgativo y a publicarlo en mis redes sociales de forma anónima. ¡Gracias!

 

 

Analicemos juntos los resultados. En todos los casos con los que me he encontrado, el número de ciudades supera con creces a la modalidad libre del experimento. ¿Y esto por que? Entendamos lo que ha ocurrido durante el desarrollo del experimento en tu cerebro.

Mientras llevabas a cabo la primera parte, con la intención de buscar una palabra has enviado un WhatsApp al área de Wernicke diciéndole “Hola! q tal estás, I need you”. Entonces el área de Carlos (Karl Wernicke) echa un vistazo por la memoria en busca de ciudades. Aquí entran en juego otras regiones como la corteza visual o el giro angular, pero lo realmente importante es que cuando se ha salido con la suya (tenemos Moscú), el área de Broca se convierte en protagonista y tira de los hilos pertinentes (corteza motora) para que movamos la boca y generar el sonido.

En la segunda parte del estudio el área de Carlos le monta un poyo monumental a la memoria que pa qué (por torpe y lenta). Lo que ocurre es que la memoria está organizada por categorías (ciudades, nombres o discos de Sabina) y como no sabe en cual de ellas buscar se hace un lío tremendo.

Estas últimas líneas son para las mentes perversas y tiquismiquis. Si os preguntáis qué sucedería si una persona sordomuda realizara el mismo experimento usando el lenguaje de signos, ya os anticipo que hay más mentes perversas en el mundo que ya se han probado: su cerebro activa las mismas regiones cerebrales.

 

Neurosintaxis nivel I

 

Durante nuestro paso por el colegio o el instituto, los profesores no sólo intentaron meternos en la cabeza el orden y la relación de las palabras en una oración, sino también la función que cada palabra cumple: sujeto, verbo, complementos… ¿Os suena? Esto era la sintaxis. Lo que en breve descubrimos, es que la sintaxis para nuestro cerebro, llamémosla neurosintaxis, es diferente a la usábamos en las clases de lengua del instituto (que nadie se enfade con su profe después de esto).

La neurosintaxis es un término que me acabo de inventar el cual proporciona una pantalla en alta definición donde podemos ver cómo nuestro cerebro genera la realidad.

Asociando ideas a personas, lugares o cosas

En lugar de intentar explicarlo, te propongo leer detenidamente la siguiente secuencia tres veces I – B – R – N – S – J – D – U – I – L – U – E – Q – E – U. ¿Listo? Ahora cierra los ojos y trata de recordarla. La mayoría de los mortales sucumbimos después de los cinco-seis primeros símbolos. ¡Vaya caco mental!

Ahora repitamos el mismo ejercicio alterando simplemente el orden de las letras: J – E – S – U – L – I – N – D – E – U -B – R – I – Q – U – E. Seguramente no será necesario repetir si quiera la secuencia para poder recordarlo. Lo que ha ocurrido es que a estas letras colocadas de una forma determinada hemos asociado una idea (dantesca por cierto la imagen que viene a mi cabeza del torero Jesulín de Ubique con un sostén).

Nuestra memoria se agudiza cuando asociamos un conjunto de letras una persona, lugar o cosa. Además el comentario que me ha venido a la mente cuando he pensado en el torero pone de manifiesto otra característica crucial de nuestro cerebro: asociamos ideas a personas, lugares o cosas.


La regla de la persona, lugar o cosa (PLC)

Estamos en disposición de entrar a analizar uno de los trucos sintácticos del cerebro más grandes de la humanidad (releyendo esto igual he exagerado un poco. A veces me puede la emoción). Pongamos nuestra atención en la siguiente oración:

 

Aquello que sentimos (ya sea injusticia o rabia) cuando pensamos “Trump es malo” no viene dado por Trump sino por la idea asociada a Trump. Esto es vital para la neurosintaxis porque explica cómo aquello que sentimos viene producido por la idea que tenemos acerca de algo y no por la persona, lugar o cosa acerca de la cual tenemos esa idea. ¿Qué sería de tus enfados si esto fuera cierto? Revolucionario.

Aunque al principio pueda parecernos raro o irritante, esta visión terminará imponiéndose sin remedio por el simple hecho de que es como funciona tu cerebro. Además, por si aún sientes resistencia, si lo que sientes viene dado por Trump (como muchos hemos creído) todas las personas deberíamos sentir lo mismo al pensar en el presidente electo de los Estados Unidos. Sin embargo, hay tantas emociones como personas porque el origen de lo que sientes es siempre una idea y no una persona, lugar o cosa (y cuando se dice siempre quiere decir siempre).

 

Poltergeist

En esta oración, Donald es una especie de semidiós con la capacidad de ponernos rabiosos a miles de kilómetros de distancia. Un Poltergeist vaya. La idea de que el presidente de los Estados Unidos no tiene otra cosa que hacer que dedicarse a hacernos sentir rabia me resulta hasta divertida. ¿En serio? Y si se puede saber, ¿De qué manera exactamente nos pone rabioso Mr. Trump?

Llevemos a cabo una fugar investigación al más puro estilo Iker Jimenez. Por un lado, muy probablemente, el presidente de los Estados Unidos de América ni siquiera sabrá que existimos. Aún así lo responsabilizamos de nuestra rabia (no sólo no nos conoce sino que nunca nos ha dirigido la palabra). ¿Qué es entonces lo que hace que sintamos rabia? La idea omitida “Trump es malo”es la que genera nuestra sensación de rabia (concretamente «es malo»), y lo que solemos hacer es culpar a la PLC (Persona Lugar o Cosa). Al ver esto, aplicamos la regla PLC y tanto el fenómeno paranormal como las cacofonías desaparecen.

 

Complemento circunstancial de deshonestidad

Imaginen la hipotética situación, casi de ciencia ficción, en la que se llevan algo del trabajo (con un paquetito de folios me basta). Pongamos el pause para analizar la oración que nos lleva a cometer el hurto:

Las personas tenemos un detector de honestidad (corteza cingulada anterior) que toca la campana ante una situación de emergencia. Cuando te llevas el paquete de folios a casa estás diciéndole a tu organismo “soy un ser necesitado”. Esa carencia es lo que nuestro cerebro interpreta como real y la idea “soy un ser necesitado” pasa a ser el motor (lo que realmente sientes) activando la señal de alarma con las pertinentes consecuencias sobre la salud (aumento de la tensión arterial, frecuencia respiratoria y cardiaca, envejecimiento celular acelerado o depresión del sistema inmunológico entre otros). Esto es lo que llamo un complemento circunstancial de deshonestidad y, lo más importante, es que lo hacemos sin darnos cuenta.

Si has llegado hasta el final del artículo estás capacitado para responder una simple pregunta: ¿Cuál es tu idea acerca de la neurosintaxis? 

¿Eres auténtico? Ideas claves de la gestalt de F. Perls

Hay muchas «ideas clave» en la terapia Gestalt. Hoy he querido recoger algunas de sus frases que aunque no estés familiarizado con su obra, creo que te pueden hacer reflexionar. Su teoría básicamente está encaminada a hacernos responsables de nuestra vida, de nuestras creencias, y lograr trascenderlas.

Pararnos, y sentir lo que somos en cada instante.

Ser auténticos.

 gestalt

 

Preceptos de la Gestalt

Estos son algunos preceptos preceptos clave de la terapia Gestalt. A mí siempre me han resonado mucho. No hace falta que seas psicólogo o que seas un profesional de la salud, para que estas ideas formen parte de tu vida. Si las haces tuyas, tendrás una vida más «consciente» y una apertura de mente mayor.

 

 1- Vive ahora, es decir, preocúpate del presente más que del pasado o el futuro.

2- Vive aquí, es decir, relaciónate más con lo presente que con lo ausente. Deja de imaginar: experimenta lo real.

3- Abandona los pensamientos innecesarios; más bien siente y observa.

4- Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.

5- Entrégate al desagrado y al dolor tal como al placer; no restrinjas tu percatarte.

6- No aceptes ningún otro debería o tendría más que el tuyo propio.

7- Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.

8- Acepta ser como eres.

 

Ser auténtico

Es fácil decirle a alguien «abandona los pensamientos innecesarios»… ¿Pero sabemos cuáles son los pensamientos innecesarios? ¿Sabemos qué es lo que los impide ser auténticos? ¿Ser nosotros mismos?

La dificultad estiba en poder «ver» esas creencias, que aunque no seamos conscientes de ellas, están actuando en nuestra vida. Y para eso muchas veces necesitamos a un terapeuta o un buen amigo que nos escuche atentamente, con plena presencia, para ir soltándolas una a una. Alguien que te escuche, y ante una incongruencia en nuestro discurso, nos pregunte… ¿te has dado cuenta de lo que has dicho? Normalmente de esa forma podemos ir tomando consciencia de que  muchas veces «hablamos» ideas que no son nuestras. Y que ni siquiera creemos en lo que estamos diciendo. Ante una pregunta así, podemos parar, y probablemente diremos… «¡Dios mío… pero si eso es lo que me decía mi madre cada vez que yo hacía X o Y…!».

Muchos teorías espirituales dicen que estas «creencias» que actúan desde el inconsciente en nuestra vida son «programas» que instalaron en nuestra mente durante la infancia, y que siguen activas en nosotros. Estos «programas» son cualquier cosa que escuchamos de niños, a las personas de «autoridad» y que «hicimos nuestras». Y sin darnos cuenta, actuamos según esas ideas que se quedaron grabadas en nuestra mente.

Es probable que ahora mismo estés pensando que tú ya eres auténtico, que ya «cortaste el cordón» con tus padres y familiares, que ya haces lo que quieres, cuando quieres y cómo quieres… Pero siento darte esta mala noticia. Probablemente, aunque creas que lo has hecho, no lo has hecho en absoluto. De hecho, me temo que puede llevarnos toda una vida deshacernos de todas las ideas que  no son nuestras pero a las que seguimos rindiendo pleitesía.

 

Hacernos responsables y adultos

Actualmente pensamos que hacernos responsables es independizarnos, pagar nuestras facturas, formar nuestra familia y una largo etcétera de cosas que hacen los «adultos». Pero según la terapia Gestalt eso está bastante lejos de hacerte adulto. Puedes tener cincuenta años, ser directivo de una gran empresa y tener cinco hijos, y seguir actuando de forma «irresponsable». Seguir siendo un Ser «no auténtico».

Ser adulto es ser plenamente responsable de nuestros actos, pensamientos, creencias, limitaciones, neurosis… y actuar en consecuencia.  Ser «consciente» de todo ello. Podemos actuar como niños en un momento dado, pero tenemos que ser consciente de lo que estamos haciendo. Y ser consciente de que eso que estamos haciendo no es lo más adecuando ni para nosotros ni para las personas que nos rodean.

Ser adulto y auténtico generalmente entraña la necesidad de mostrarse vulnerable. Algo que a los adultos neuróticos de hoy en día nos resulta aterrador. Pero difícilmente conseguiremos ser auténticos sin habernos dado el permiso para hacernos antes vulnerables. Para mostrarnos tal cual somos, desnudos, sin importarnos lo que nadie pueda decir de nosotros. Una vez que nosotros mismos dejamos de juzgar a los demás, no nos afectarán sus juicios.

 

El insight

Hace unos días estaba hablando con un amigo y fui consciente de varias creencias que había heredado de mi madre sobre el amor y la amistad. Yo las creía totalmente superadas, pero me di cuenta de que no era así. Es más, como si estuviera  en una de esas experiencias cercanas a la muerte, vi ante mi una película de todas las veces que había actuando según esas creencias. Y no puede evitar un «¡Mierda! ¡Pero cómo es posible que esto siga actuando en mi vida!»…

Así que reflexioné mucho sobre dichas ideas. Y me permití a mí misma el ser totalmente vulnerable y hablar con algunas personas a las que probablemente había hecho daño actuando como lo había hecho.

Y ahí es cuando te das cuenta de que cuando sí que eres auténtico, cuando sí que actúas sólo bajo tus propias ideas y creencias, el Universo te devuelve paz. Y tu encuentras la paz en ti mismo.

¿El problema? Que ser auténtico implica estar en alerta todo el tiempo. Estar presente, en tu centro, escaneando tus pensamientos, tus reacciones, tus juicios. Saber cuándo actúas bajo tus ideas, o estás «comprando» el amor, la aprobación o la aceptación de los demás.

¡Suerte!

 

Ideas clave de Perls que nos harán reflexionar

El desarrollo y crecimiento personal

“No encontrarán ningún animal -excepto el animal doméstico, ya infectado por la humanidad- ninguna planta que se impida el propio crecimiento.”

“Cada vez que rechazas el contestar una pregunta, ayudas a la otra persona a usar sus propios recursos.»

“La mayoría de los hombres modernos vive en un «trance verbal». No ven ni escuchan, y el despertar toma bastante tiempo.”

“Miedo a la muerte significa miedo de la vida.”

“Crecer significa «ser solo» (al-one).”

“Hay dos grandes mentiras: «yo quiero» y «yo trato».”

La responsabilidad

“Hay dos grandes mentiras: «yo quiero» y «yo trato».”

«Intentar es mentir. Lo intentaré quiere decir que no tienes intención seria de hacerlo. Si de veras piensas hacerlo, di: «lo haré»; y si no, di: » no lo haré». Hay que hablar claro para pensar claro y obrar claro»

 –

Nuestro Ser y nuestras percepciones

“El organismo lo sabe todo. Nosotros sabemos muy poco. La intuición es la inteligencia del organismo.”

“Sé como tú eres, de manera que puedas ver quién eres y cómo eres. Deja por unos momentos lo que debes hacer y descubre lo que realmente haces.  Arriesga un poco si puedes. Siente tus propios sentimientos. Di tus propias palabras. Piensa tus propios pensamientos. Sé tu propio ser. Descubre. Deja que el plan para ti surja dentro de ti.»

“Al no vivenciar necesidades e impulsos, la auto-regulación organísmica se deteriora, necesitando confiar en regulaciones moralistas.”

«Abandona tu mente y dedícate a tus sentidos»

«La percepción per se -en sí y por sí- puede ser curativa»

 –

Los «deberías»

“Amigo, no seas perfeccionista. El perfeccionismo es una maldición y un esfuerzo. Es perfecto si te dejas estar y ser”

“Acercadeismo y deberías: 100.000 órdenes, mas ninguna consideración sobre el aguante que esta persona efectivamente tiene para acatarlas. Y más aún, la mayoría de la gente cree que este «tú debes hacer esto, tú debes cambiar, tú debes, etc,…», es una fórmula mágica que va a dar algún resultado.”

Los otros

“La conciencia es subjetiva. Nos percatamos de nosotros por medio de nuestro cuerpo y de nuestras emociones. Nos percatamos del mundo por los sentidos. No puedo percibir tu conciencia. Conozco sólo tu conducta observable y lo que estés dispuesto a compartir.”

“Si tienes dificultad en comunicarte con alguna persona, busca en los RESENTIMIENTOS. Encontrar aquello con lo que estás resentido y EXPRESARLO y hacer que tus exigencias sean explícitas.”

«Si uno se siente incómodo con alguien puede estar seguro que no hay una comunicación verdadera. Tan pronto como uno expresa genuinamente desaparece toda la incomodidad.» 

«El contacto es la apreciación de las diferencias». Puedo estar contigo únicamente si estoy seguro de que tú eres «no-yo». Lo contrario es la confluencia (fluir con).”

El «aquí» y «ahora»

«La angustia es la brecha entre el «ahora» y el «después».»

«Estar presente ahora consiste en unir nuestra atención y nuestra conciencia».

La terapia Gestalt

“El terapeuta busca constantemente las formas de estar en contacto con el «cómo» de los sucesos que ocurren en el presente. Atiende el flujo de la conciencia del paciente.”

“La meta de la terapia es asegurarnos que el paciente llegue a conocer cuando se experimenta a sí mismo, cuando percibe su mundo y cuando hace uso de su intelecto.»

«En la terapia, estamos involucrados críticamente con el proceso intelectual (ZIM o zona intermedia) como la forma de existencia que imposibilita que nos experimentemos nosotros mismos y evita que veamos y oigamos el mundo».

«El paciente descubre cómo usa la cabeza para bloquear la experiencia y la percepción».

“El método básico es por medio de la conciencia continua. Se pide al paciente que exprese, alternadamente, en voz alta, la conciencia que tenga de sí mismo y el mundo. Interrúmpasele cuando incluya sus pensamientos…”

“Al trabajar con el medio continuo de la percepción, el cliente comienza a experimentar lo que significa «dejar que las cosas ocurran».

“Cuando el paciente haya aprendido a compartir su percepción de su propio cuerpo y de sus emociones, tal como fluyen, hágase que deliberadamente añada su fantasía. Ejemplo: «Veo tu cuerpo…ME IMAGINO QUE ESTÁS… Yo me siento…»

“Al principio, antes que el paciente haya tenido una conciencia clara de sí mismo, dice que «ve» tristeza, que «siente» fracaso, que «sabe» que alguien lo va a culpar. Presenta como un hecho establecido las diversas variedades de lo que imagina.”

«Al comenzar la terapia «Más del 90% de lo que ocurre es proyección».»Confía siempre en la Gestalt que surge», «con el tiempo algo surgirá».»No empujes el río; fluye por sí mismo». «El flujo interno de los acontecimientos es el estado humano natural». Cada uno de nosotros, en cualquier momento, estamos «interminados o no resueltos emocionalmente», y la naturaleza del flujo emocional es permitir que se transforme en conciencia lo no terminado.»

“Cuando el paciente no indica percepción de lo que a nosotros nos parece un fenómeno evidente y claro, podemos hacer algo mejor que esperar: podemos compartir nuestra percepción. Lo que interesa es percibir al paciente con suficiente claridad para saber si permite el proceso de su propio flujo o si se detiene a sí mismo.”

“Vigílese el retraimiento del paciente, para descubrir qué es lo que evita. Si se siente incapaz de enfrentarse a lo que ocurre en torno suyo en el momento presente, puede pedirle que cierre los ojos y se aleje a fantasear, como quiera. Cuando regresa, se compara el lugar al que ha ido en su fantasía, con la situación aquí y ahora.”

 

 

Fotografía: