Cuando todo se derrumba: 10 pensamientos sobre el sufrimiento y la evasión del dolor

Como diría Jung, no existen las casualidades. Y eso es lo que me parece haber pasado esta semana. Conocía a  Pema Chödrön gracias a Virginia Gawel, psicóloga argentina de la que me enamoré, gracia a que Enrique, blogger de esta web, compartió un video sobre ella en nuestra página de Facebook.

Estas coincidencias son maravillosas, ya que si estás atento, te llevan a lugares a los que no esperabas llegar. Pero que evidentemente, debías alcanzar.

Las enseñanzas de Pema están llenas de sabiduría, que podemos aplicar a nuestra vida diaria y a la terapia, tanto si la impartimos como si la recibimos. Como bien sabe cualquier buen terapeuta, “sólo podemos reconocer lo que estamos sintiendo si nos hallamos en un espacio abierto y libre de juicios”.

Y como pacientes, antes o después debemos entender que “el sufrimiento empieza a disolverse cuando cuestionamos la creencia o la esperanza de que hay algún lugar donde ocultarse.”

 –

Pema Chödrön

Pema Chödrön es una monja budista occidental, nacida en Nueva York en 1936. Antes de hacerse budista, tuvo una vida que bien podría parecerse a cualquiera de nuestra vidas. Casada dos veces, divorciada dos veces, madre y abuela, «enferma» de fatiga crónica, etc. Esto ha hecho que viviera en más de una ocasión cómo «todo se derrumbaba», y que sea capaz de expresar sus enseñanzas con un humor y una sabiduría que nos puede llegar a todos.

Uno de sus últimos libros es «Cuando todo se derrumba«, y aquí os dejo 10 pensamientos que puedes encontrar en el libro, y que sin duda pueden llegarte al corazón.

Pema Chodron

 Diez pensamientos de Pema Chödrön:

“El miedo es la reacción natural al acercarse a la verdad.”
 “Cultivar una mente ecuánime, que no se aferra a tener razón ni a estar equivocada, te llevará a un estado de ser presidido por la frescura. La cesación última del sufrimiento procede de ese estado.”
“Tener aunque sólo sea unos segundos de duda respecto a la solidez y la verdad absoluta de nuestras opiniones, incluso el simple hecho de tomar conciencia de que tenemos opiniones, nos introduce a la posibilidad de la ausencia de ego. No tenemos que hacer desaparecer nuestras opiniones y no tenemos que criticarnos por tenerlas. Simplemente hemos de ser conscientes de lo que nos decimos a nosotros mismos y ver cuánto de ello no es más que nuestra percepción personal de la realidad, que puede ser compartida o no por los demás.”
Pema Chödrön
 “Sólo en la medida en que nos acontece la aniquilación una y otra vez podemos hallar en nosotros aquello que es indestructible.”
“Cuando nos aferramos agresivamente a nuestras propias opiniones, por muy válida que sea nuestra causa, simplemente estamos añadiendo más agresión y violencia a nuestro planeta, y por tanto aumentando su dolor. Cultivar la no agresión es cultivar la paz.”
“Si realmente supiéramos la infelicidad que causa en este planeta nuestra evitación del dolor y nuestra búsqueda del placer, si entendiéramos que este hecho nos hace desgraciados y corta nuestra conexión con nuestro corazón y nuestra inteligencia básicos, practicaríamos la meditación como si se nos estuviera quemando el pelo.”
 “El sufrimiento empieza a disolverse cuando cuestionamos la creencia o la esperanza de que hay algún lugar donde ocultarse.”
 “Sólo podemos reconocer lo que estamos sintiendo si nos hallamos en un espacio abierto y libre de juicios.”
“Cuando vivimos una gran decepción, no sabemos si ahí se acaba la historia; también podría ser el principio de una gran aventura.”
“Relajarnos en el momento presente, relajarnos en la ausencia de esperanza, relajarnos en la muerte, no resistirnos al hecho de que las cosas se acaban, de que las cosas pasan, de que no tienen sustancia duradera, de que todo está cambiando constantemente: éste es el mensaje básico.”

Y para los que estéis tratando de entender la felicidad, esta charla es maravillosa 😉

– 

 –

Si te ha gustado, aquí podrás encontrar una entrevista a Virginia Gawel en la que habla de Pema y de este libro. ¡Que lo disfrutes!

Pema Chödrön

Fuente: Virginia Gawel